Sabemos que esta temporada, aparte de representar vacaciones y Navidad, equivale a unos cuantos kilos de más con todas las delicias gastronómicas características de la época; lo que normalmente hacemos para no perder la figura que tanto nos ha costado mantener a lo largo del año, es decir NO con alguna excusa reforzada en las reuniones familiares o sociales.

0004

¡Pero DICIEMBRE es uno de los meses más alegres del año, para cohibirnos de tantas delicias!

Así que este año la palabra NO en cuanto a comida respecta, quedará eliminada de tu vocabulario. No te preocupes, la idea no es que pierdas tu figura; es por eso que en Fedco te daremos los mejores consejos y productos, para poder decir SÍ a todos esos manjares navideños, sin guardar ningún remordimiento.

0001. ¡El ejercicio es tu mejor aliado! Aunque te cueste cumplir con una rutina diaria, ten presente que esta, no solo evitará que engordes, también te dará la energía que necesitas para disfrutar cada día de tus vacaciones de la forma adecuada.

2. Trucos belleza y salud. Puedes ayudarte de fórmulas o productos efectivos para adelgazar o reafirmar tus músculos y piel. Nuestros recomendados del día son el gel reductor corporal de Biotherm y la crema reafirmante intensiva de Collistar.

00124641
3.
El agua es vida, es el elemento clave y la base para responder a la pregunta universal de ¿Cómo cuidar mi cuerpo? La mayor parte de nuestro organismo se encuentra compuesto de agua, por lo mismo, para regenerar nuestras células y mantener un buen estado de salud, necesitamos hidratarnos de la mejor forma, tanto interna como externamente.

Por otra parte, puedes recurrir al consumo de la Spirulina de Solgar, la cual no solo te dará el contenido necesario de vitaminas, minerales y aminoácidos, también puede ayudarte a perder peso y a mejorar tu rendimiento físico, tomando una píldora antes de cada comida.

0003

4. El Yin yang en el comer. Si vamos a aceptar todas las tentaciones gastronómicas en las reuniones navideñas, debemos mantener una alimentación equilibrada para el resto de nuestro día o rutina; por supuesto, ¡no exageres, que la dieta estricta también está de vacaciones!